Carolina Álvarez Delgado

foto

La mitocondria es algo más que la “batería de la célula”. Además de producir la mayoría del ATP mediante la fosforilación oxidativa, participa en muchos otros procesos celulares como la regulación de las concentraciones de calcio y especies reactivas de oxígeno; el balance entre la muerte y la proliferación; y la síntesis de hormonas esteroides (e.g., estradiol y progesterona). Por lo anterior, la disfunción mitocondrial está implicada en muchas enfermedades humanas, entre otras, la diabetes, algunas enfermedades neurodegenerativas y el cáncer. En este contexto, la mitocondria es un blanco importante en la generación de tratamientos y estrategias de prevención.
Por otra parte, se sabe que la función mitocondrial puede regularse positivamente a través de las hormonas esteroides. Estudios recientes han demostrado la presencia de receptores a estrógenos mitocondriales (mtERs) en varios tejidos y tipos celulares. También se ha demostrado que los mtERs pueden modular algunos aspectos de la función mitocondrial cuando se unen al estradiol. Este descubrimiento es particularmente importante en cánceres dependientes de hormonas, donde los mtERs podrían ser un blanco intramitocondrial útil para la creación de nuevos tratamientos antitumorales.

Departamento de InnovaciĆ³n Biomédica, División de Biología Experimental y Aplicada, Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, B.C.
Carretera Ensenada-Tijuana No. 3918, Zona Playitas, C.P. 22860, Ensenada, B. C. México. Teléfono: 01 (646) 175-05-00